Amarres y Desamarres…

Siempre desde la conciencia del amor a uno mismo como primer paso a lograr el amor de otra persona hacia mí…

Podemos acelerar procesos, ser listos y utilizar la magia, la energía de los rituales amorosos, para ahorrarnos tiempo en que las cosas acontezcan a nuestra vida.

Es decir que si me iba a salir una persona para relación de convivencia evolutiva en 10 años, yo mediante la magia, puedo atraerlo y adelantar ese proceso.

Por otro lado, si tengo mucho dolor en mi relación, o si no soy capaz de olvidar y liberar mi mente y mu cuerpo de la energía de una relación rota hace tiempo pero que no me deja seguir camino…

Un desamarre es lo más aconsejable para mi, para no seguir perdiendo más tiempo con ese tema que me quita brillo, que me resta mi energía vital y me descentra de mi camino de vida.

Todos ansiamos ser amados por otra persona y vemos a nuestro alrededor parejas que nos ponen los dientes largos… Lo primero, ante todo, no compararse

Lo segundo, empezar a vivir por uno mismo sin obsesiones con el tema.

Cuidarme y mimarme, es quererme. Una vez yo me quiera a mi mismo por encima de todo, (hay que ser un poco egoistas en este aspecto), entonces sí, será mi  momento para atraer una persona que pueda quererme.

 

ESO SI, ImPORTANTE; no tenemos tanto poder como para ir en contra de las leyes del UNIVERSO.

Entonces, por mucho que intentemos atraer una persona a nuestro lado, si no está para nosotros, desde luego, que por mucho que nos empeñemos no vendrá. Porque no está ya en su camino.

Por otra parte, si nos empeñamos en desanudarnos de alguien con el que el vínculo emocional no está resuelto del todo, no seremos capaces por muchos desamarres que hagamos, y volverá a nuestra vida, a vivir, solucionar, lo que tenemos aún pendiente de compartir a nivel emocional en esta existencia.

 

También os digo que las parejas, no se deben juzgar desde fuera jamás, pues son vínculos de otras vidas pasadas que a pesar de ser algunos muy dolorosos, tienen que compensarse a veces de formas que nos parecerían locuras de relación.

Así que sobre todo centrados en nosotros mismos seremos capaces de avanzar y atraer gente que nos aporte, y no gente que nos enganche y nos merme como personas.

Si no nos cuidamos, no nos queremos y no nos respetamos, lo que vendrá a nuestro lado, será gente igual, descuidada, y que nos

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *